RUNNERS UETM. RUTA DE LAS IGLESIAS

Es incomparable la emoción de encontrarnos con nuestros compañeros del Tomás. En el momento de partida de la carrera La Ruta de Las Iglesias sentimos muchos nervios, realizamos calentamiento, nos preparamos para el 5, 4, 3, 2, 1 y ¡vamos! Toda la carrera es una fiesta, cada kilómetro te recibe con bandas de pueblo, música tradicional, los curitas franciscanos salen a darte la bendición, ves lo hermoso de La Compañía, La Basílica, San Blas se siente interminable, parece que es plano, pero es todo subida; ingresas a la parte más moderna de nuestra linda capital, cuando ves el parque de La Carolina y piensas “qué bueno que ya estoy cerca”. 

Al ver la meta, en cada paso crees que se aleja un poco más, pero la gente te aplaude y te da ánimos para acelerar el paso y llegar. Cruzo la meta, paro mi cronómetro, qué emoción tan especial porque lo logré. Retiro mi medalla y me encuentro con mis compañeros del Tomás, nos tomamos fotos, todos estamos felices, satisfechos, orgullosos de los tiempos del Kléver, la Alice y el Haydin porque son deportistas de élite, y de nosotros también porque hemos cumplido un desafío importante.

Esta experiencia es muy linda y, año a año, es auspiciada por nuestra querida institución. Espero que para la próxima convocatoria seamos más personas las que vivamos y sintamos toda esta emoción.

Paola Morán 

 
Desarrollo Web:

Cambiar contraseña



Cargando..